Mensualmente se lleva la “Palabra de Dios” a los indigentes de nuestra ciudad de Guayaquil, así como también se les escucha,  se intercede por ellos, por su familia, se los libera del enemigo en el Santo Nombre de Nuestro Señor Jesucristo.

También se comparte esta Palabra  con los necesitados de ella en los hospitales-

Como muestra de la apertura y gratitud, los “Consejeros de Paz” del ministerio entregan comida, bebida, ropa y curaciones a los necesitados.


Regístrate